La cocina como corazón del hogar

Una cocina que representa una invitación abierta para disfrutar el momento. Un suelo de microcemento actúa fácilmente de acuerdo con su flujo de trabajo natural, multiplica una valiosa luz natural y consigue un espacio donde la alta funcionalidad y el estilo sofisticado son inseparables.

Integración de estancias

La unión de espacios conlleva una interacción de sensaciones. Apostar por el mismo suelo en cocina y salón crea un entorno unificado y armonioso, además de ampliar visualmente sus dimensiones. En este caso en concreto, funciona perfectamente al elegir microcemento en la encimera y frontal de la cocina.

Espacio para un sabroso banquete

Sencilla y atemporal, una cocina que invita a disfrutar de deliciosos manjares. La utilización del microcemento como un sutil matiz que expresa la personalización de un estilo. Una hermosa superficie que funciona perfectamente para un cocinar a diario.

Relax para dos

Un lugar reservado con vistas privilegiadas, en el que el color del suelo y las paredes, ambos de microcemento, se funden hasta llegar a confundirse con el bosque.
Una forma original de crear un íntimo clima en el que disfrutar de una romántica velada.

Microcemento a modo de lienzo

A cualquier complemento de una decoración le sienta bien el microcemento. La creatividad no tiene fronteras gracias a la versatilidad de este material. La utilización del mismo color para todo el revestimiento consigue un espacio único, atractivo y lleno de personalidad.

Soluciones audaces en espacios reducidos

Exquisitez y alta funcionalidad se alían en un baño en el que el microcemento en suelo y paredes destaca como personaje principal. La elección de los sanitarios encastrados en la pared aporta amplitud y la combinación con el color blanco lo convierten en un baño verdaderamente confortable.

Un espacio para crecer y jugar

Pocas habitaciones se decoran con tanta ilusión, y se transforman tantas veces como los gustos de sus habitantes.
Una práctica solución es revestir la pared con microcemento, que resistirá los cambios y quedará bien con cualquier tipo de mobiliario.

Un toque soñador

Combinar colores puede hacer que sus connotaciones traspasen las fronteras de lo estipulado.
En este caso, el gris pierde la seriedad gracias al rosa y se integra con un blanco que abandona la monotonía. Madera en muebles y metal en las lámparas consiguen un bonito ambiente nórdico.

El ambiente de trabajo ideal

Suave y poderosa al mismo tiempo, esta pared de microcemento invita a una decoración singular. De color neutro y combinando con madera y metal, el resultado es un despacho completamente industrial, perfecto para una persona a la que le gusta imaginar y estar en contacto con la naturaleza.

Un comedor impecable

Una decoración minimalista en la que destaca el mobiliario geométrico sobre microcemento en color gris, que actúa de transición. Posiblemente uno de los mejores ejemplos en los que se aprende a combinar este revestimiento y a aprovechar todo su potencial estético.

Ambiente minimalista

Habitaciones abiertas, paredes blancas y complementos en metal son tres ingredientes que junto al microcemento funcionan a la perfección para conseguir una vivienda casi diáfana, con estancias integradas y donde predominan los neutros.

Salón moderno y atemporal con pared de microcemento

Lograr este tipo de decoración parte de la premisa "menos es más". Colocar únicamente los elementos imprescindibles y evitar caer en la saturación huyendo de estampados. Para conseguir el objetivo, es recomendable buscar la funcionalidad y utilizar materiales livianos.

Un suelo acorde a la estética
del comedor y la terraza

Líneas robustas, sillas de forja y mesa de madera noble ayudan a este pavimento de microcemento a presentar un armonioso comedor donde la inspiración industrial se plasma en cada detalle.

Diseño, funcionalidad y estética

El poder decorativo de esta escalera es sencillamente brutal. Un total look de microcemento y una construcción de líneas puras sin barandilla la hacen visualmente ligera, pero funciona como un elemento protagonista en la escenografía de este hogar. Así, cualquiera desea subir a las nubes.

Calidez y confort

Escalera de microcemento beige, combinada con peldaños de madera y una sencilla barandilla que simula un trazo de pincel. Este diseño se funde con el revestimiento del resto de la vivienda y se crea una exquisita fusión. Una estética cálida que se llena de luminosidad.

La importancia de la luminosidad

El pavimento de microcemento actúa como base para una escalera de diseño actual realizada con un eje central de acero que sujeta cada peldaño. Así se convierte en un elemento diferenciador del estilo rústico renovado de este hogar.

Tranquilidad y naturaleza

La belleza de una piscina de microcemento depende de la combinación con el resto de elementos del jardín. Sin romper la esencia del lugar y en un color claro, esta piscina permite que el agua luzca pura y cristalina.

Fusión con el entorno

La mejor forma de reducir al máximo la paleta de materiales en el exterior de una vivienda es utilizar el mismo en terraza y piscina, como ocurre en este caso. Antideslizante, resistente a los cambios de temperatura y moderno a la par que elegante.

Conexión con la naturaleza

Con espectaculares vistas y en un privilegiado entorno, esta piscina es una invitación al relax y la desconexión. Las líneas rectas aportar un toque fresco y moderno, mientras la sencillez de la barandilla ofrece una sensacional panorámica.

Combinación de estilos

En el extremo opuesto al acabado industrial del microcemento, los muebles de mimbre aportan un aire rústico que funciona a la perfección. No hacen falta más elementos para sentarse a disfrutar de unas increíbles vistas.