Descubre por qué el estuco veneciano sigue de moda: ventajas y aplicación

6 Abril 2022

Para el estuco veneciano no pasa el tiempo. Pese a que esta técnica decorativa fue descubierta en Venecia en pleno Renacimiento en el siglo XV, a día de hoy se sigue utilizando como una tendencia actual más.

Esas capas llenas de contrastes entre los colores y destellos que vestían las paredes y los techos de los palacetes venecianos, siguen recubriendo los espacios que buscan un plus de excelencia con un estilo que resulta eterno y que sigue decidido a deleitarnos.

Recibidor con pared de estuco veneciano
Recibidor moderno en el que se ha revestido la pared con estuco veneciano de color gris

Estuco veneciano: qué es y por qué no pierde su clase

Es un recubrimiento que surge de una mezcla compuesta por cal en polvo, cal apagada, polvo de mármol muy fino y pigmentos de colores naturales, capaz de llenar de estilo italiano cualquier estancia que se precie.

Es un revestimiento que evoca texturas y acabados parecidos al mármol pulido, cuya elegancia nunca ha sido puesto en entredicho aunque como técnica haya sido evolucionada, como es normal.

Es su proceso de mezclado el que ha cambiado. Antes se removían unos ingredientes con otros, lo que hacía que se perdieran matices en los acabados finales. Actualmente, en nuestros días, la tecnología se ha puesto a disposición de la estética para crear estucos venecianos capaces de revestir cualquier superficie y llenar de esencia renacentista cualquier estancia.

Estuco veneciano: las características de un material eterno

El estuco veneciano se puede considerar uno de los inventos más llamativos del Renacimiento, si nos referimos a técnicas decorativas. Estamos hablando de una época en la que se hicieron grandes avances en numerosos ámbitos y el decorativo no iba a ser menos. Así, se creó un recubrimiento con unas características únicas que vamos a ver a continuación.

La humedad nunca ha sido un problema

Gracias a su composición, que le permite transpirar de manera natural, muestra una resistencia superior ante la humedad, protegiendo de los envites de esta en paredes y techos tanto de interior com de exterior.

Basado en la naturaleza

La naturaleza era una fuente de inspiración en cualquier ámbito y lo sigue siendo. Por eso, es importante escoger materiales lo más ecológicos posible como el estuco veneciano. Este se compone de elementos naturales que le confieren unas cualidades antimoho y antibacterianas inusuales si lo comparamos con otros revestimientos.

Un facilitador de la limpieza

Otro gran avance que presenta el estuco veneciano es su extrema sencillez a la hora de ser limpiado. Un trapo húmedo es más que suficiente para sacar a relucir su atractivo.

Niveles decorativos de alto standing

Las clases altas de por aquel entonces ya revestían sus paredes con estuco veneciano. Esto habla de la sofisticación que aportaba y sigue aportando hoy en día al ser apliciado en paredes y techos.

Una durabilidad interminable

El estuco veneciano se mantiene a la perfección durante mucho tiempo. Esta durabilidad que le caracteriza permite al usuario disfrutar de su belleza en condiciones normales sin requerir de grandes labores de cuidado y mantenimiento.

Estuco veneciano: el estilo que siguen prefiriendo los decoradores

Vestíbulo con pared de estuco veneciano
Vestíbulo cuya pared se ha sido revestida con estuco veneciano

El brillo es un factor clave demandado por usuarios y profesionales a la hora de decorar algunas estancias. El efecto que genera en el ambiente está solo al alcance de algunos revestimientos y, entre ellos, se encuentra el estuco veneciano.

Con su apariencia similar al mármol pulido, obtenida a partir de los ingredientes que lo forman, hace brillar cualquier estancia aportando destellos de lujo. Esta condición se puede potenciar con la elección correcta del color con el que lo queremos mezclar.

Además, tiene el poder de hacer destacar a cualquier elemento de mobiliario de la sala. Para lograrlo hay que afinar para que el pigmento elegido combine a la perfección y haga resaltar sillas, muebles, mesas o estanterías para que se conviertan objetos con un marcado carácter ornamental.

De hecho, una de sus cualidades más apreciadas es la cantidad de colores en las que se puede disponer. Así, permite crear paredes de texturas suaves, con un brillo inconfundible que recuerdan a las casas más estilosas de aquellos días.

Buscando acabados mármol llenos de color

El estuco veneciano es un revestimiento que combina con cualquier tipo de color para ofrecer las máximas posibilidades de personalización a aquellos que quieran lucir una tendencia centenaria en sus paredes y techos.

Así, la cantidad de colores en las que se puede disponer es infinita ya que se complementa a la perfección con cualquier tono. El resto ya depende de las preferencias del cliente o de las necesidades concretas que tenga el espacio.

Nosotros os dejamos un consejo que va a depender del protagonismo que queráis otorgarle. Así, si queréis resaltar muebles u otros elementos decorativos, lo ideal es mezclarlo con pigmentos claros. Mientras que si lo que deseáis es darle un protagonismo absoluto a la pared y destacar su presencia, sin importar la superficie que revista, lo idóneo es realizar la mezcla con colores más intensos.

El estuco veneciano luce en cualquier lugar

Salón con pared de estuco veneciano azul
Salón cuya pared principal se ha sido revestida con estuco veneciano en tonos celestes

Como se suele decir: con elegancia puedes estar en cualquier parte. De la misma manera, le ocurre al estuco veneciano que, además de sus cualidades estéticas, cuenta con unas características técnicas que le permiten lucirse sin ningún tipo de problema en interiores como en exteriores.

Baños, recibidores y salones

Pese a que estas estancias no tengan, a priori, nada en común, sí que lo tienen: son los espacios en los que es más común encontrar estuco veneciano en alguna de sus paredes.

Así, la práctica de aplicación que se suele seguir en estos casos consiste en, simplemente, recubrir exclusivamente una pared para que sea la protagonista de la estancia. Además, para que se perciba mucho más su fuerza, esta única pared ha de pintarse de un color más oscuro.

Dormitorios

Dormitorio con estuco veneciano en pared
Habitación elegante en la que la pared principal se ha revestido con estuco veneciano.

Hagamos de los dormitorios auténticos lugares para soñar revistiendo su pared principal con estuco. En este caso, se aconseja pintarla con tonos claros como el blanco, el beige o el gris. Aunque también se pueden escoger tonalidades de intensidad reducida, de colores tales como los el azul o el rojo.

Techos

Uno de los cometidos principales del estuco veneciano es aumentar el estatus de los espacios que viste. Así, el techo se convierte en un aliado de excepción, sobre todo, en estancias en los que cuentan con más altura. En estos, al aplicarse, crea lugares acogedores y llamativos.

Fachadas

Su composición mineral lo convierte en un revestimiento muy transpirable y, al mismo tiempo, con un grado alto de impermeabilidad que permite decorar los exteriores de los edificios para hacer ciudades más elegantes.

Es hora de hacer estuco veneciano

Bien, ahora que ya están claras todas las consideraciones teóricas sobre este recubrimiento decorativo, vamos a explicar cómo hay que hacer la mezcla para poder aplicarlo después.

El procedimiento es muy sencillo ya que simplemente consiste en mezclar, puede ser en un cubo, la pasta de estuco con el pigmento elegido e ir removiendo hasta que logremos el color y la textura con la que queramos recubrir nuestras superficies.

Cómo se aplica el estuco veneciano

Una vez tenemos preparada la mezcla, vamos a compartir con vosotros cómo se procedería a una aplicación exitosa , desde nuestro expertise.

  • Lo primero, es asegurarse de que las paredes estén en perfectas condiciones. Esto quiere decir sin ningún tipo de grieta y sin polvo o cualquier otro tipo de suciedad. En caso de que existiesen irregularidades, la superficie deberá ser reparada.
  • A continuación, la mezcla del estuco con el pigmento elegido que explicamos en el encabezado anterior.
  • Es el momento de aplicar la primera capa de estuco veneciano. Para ello utilizaremos una llana y aplicaremos el material de la manera más uniforme posible para que esta capa sea lo más lisa y homogénea posible.

Una vez el techo o la pared queden cubiertos en su totalidad, dejaremos secar durante al menos 6 horas. Cuando haya pasado este tiempo, nos ayudaremos con utensilios como una lija o una espátula para alisar la superficie e igualarla quitando los salientes resultantes.

  • Ahora aplicamos la segunda capa de estuco veneciano exactamente de la misma forma que en el paso anterior. Lo que sí que cambien con respecto con el paso previo es el tiempo de secado: en este caso es necesario dejarlo secar durante 24 horas. Al concluir el tiempo, retiraremos el polvo usando un trapo.
  • Seguimos y aplicamos la tercera capa de estuco veneciano. En este punto, procederemos a hacerlo de manera irregular. A su vez, obviaremos rellenar algunos puntos clave de las superficies y una vez lo tengamos, dejaremos secar durante media hora.
  • Concluimos con el abrillantado. Este punto resulta definitivo para lograr el efecto mármol que se desee. Esto se logra aplicando, con movimientos circulares, una capa de cera que abrillanta la superficie pero que también actúa como protectora del estuco veneciano.

Microcemento: el estuco veneciano del siglo XXI

Los tiempos cambian y con ellos las tendencias y sus protagonistas. Así, en pleno siglo 21, ha aparecido un revestimiento decorativo con unas características similares al estuco veneciano pero más evolucionado: el microcemento.

Este recubrimiento cuenta con unas propiedades muy parecidas a las que presenta el estuco tradicional. De hecho, mantiene la misma resistencia y durabilidad en las paredes que el primero, pero asegura su impermeabilización con la aplicación de un sellador y, sobre todo, lo más destacable es que se puede aplicar también en suelos.

Renovar paredes o techos con microcemento es todo un lujo ya se puede emplear sobre cualquier tipo de materiales como azulejos, cerámica, baldosas, cemento, yeso o pladur, lo que permite reformar espacios sin necesidad de hacer obras y, por consiguiente, sin generar escombros.

Estos costes de desescombro no son los únicos que convierten al microcemento en una opción más económica si la comparamos con el estuco veneciano, ya que se puede aplicar en muchas superficies al mismo tiempo tanto por aptitudes técnicas como decorativas. Estamos ante un material antideslizante que se puede aplicar en piscinas y sus alrededores, bañeras o duchas asegurando la seguridad y la excelencia en cada centímetro de aplicación.